BLOG

TENS para lesión muscular de isquiotibiales

En la parte posterior de los muslos se encuentran unos músculos que son conocidos como ‘isquiotibiales’. Ciertas prácticas deportivas aumentarían el riesgo de padecer una lesión en esta zona. De ahí que sea tan importante conocerlas.

El dolor que produce se caracteriza por ser repentino y generar una sensación de desgarro, acompañado con hinchazón y malestar en la zona.

Para conocer qué actividades favorecerían la aparición de estas lesiones, qué hacer y cómo prevenirse, sigue leyendo.

¿Qué son estas lesiones y por qué aparecen?

Los músculos isquiotibiales son un grupo de tres músculos que se extienden a lo largo de la parte posterior del muslo; van desde la cadera hasta la zona debajo de la rodilla. Pueden lesionarse si se ejerce tensión o estiramiento en esta área.

De esta manera, cualquier actividad relacionada con correr velozmente, así como detenerse o salir bruscamente, podría favorecer la aparición de esta lesión.

Por lo tanto, una persona estaría más expuesta a este tipo de problemas si realiza actividades como:

  • Tenis.
  • Atletismo.
  • Futbol soccer.
  • Básquetbol.
  • Futbol americano.
  • Danza.

Causas, síntomas y factores de riesgo

Los músculos isquiotibiales ayudan a diversas actividades comunes, como extender la pierna en forma recta hacia atrás o flexionar la rodilla, entre otras. Cuando alguno se estira más allá de su límite, podría producir una lesión.

Actividades físicas que requieren de estiramiento podrían aumentar las posibilidades de presentar una lesión en los músculos isquiotibiales, como al saltar, correr o bailar.

Además del dolor repentino y agudo, así como la sensación de desgarro, puede ocurrir que en la zona haya hinchazón y sensibilidad. En poco tiempo, también se presentarían moretones o algún tipo de coloración anormal en el área, además de debilidad muscular o no poder soportar peso en la pierna lastimada.

Por ello, una buena manera para prevenir este tipo de lesiones sería el estiramiento. Formarían parte de las actividades regulares de acondicionamiento físico que se recomiendan antes de realizar cualquier práctica deportiva.

Por su ubicación, la zona de los músculos isquiotibiales es de las más expuestas a traumatismos, debido a que son músculos muy largos, con un cuerpo muy carnoso y tendones cortos.

También es una zona muy propensa a sufrir acortamientos (disminución de la elasticidad, lo cual limitaría el movimiento). Esto modificaría la posición de la pelvis, la columna lumbar y la rodilla, favoreciendo que aparezca alguna lesión.

Qué hacer para rehabilitar tus isquiotibiales 

  • Reposo. El área lesionada necesita tiempo para descansar. No hacerlo lo suficiente provocaría que el problema se presentara de nuevo.
  • Frío. Ya sea mediante hielo o compresas frías, sirven para aliviar el dolor, adormecer la articulación y reducir la inflamación.
  • Analgésicos de venta libre. El médico determinará cuáles son los más recomendables y la dosis.
  • Cirugía. En algunas ocasiones, podría ser necesaria para reparar el músculo.

Otra alternativa es la Electroestimulación Nerviosa Transcutánea (también conocida como TENS, por sus siglas en inglés). Se trata de una terapia que bloquea la sensación de dolor, incluso antes de que la señal llegue al cuerpo.

¿QUÉ TIPO DE DEPORTE ES EL ADECUADO PARA ALGUIEN EN REHABILITACIÓN?

Funciona con electrodos, los cuales se colocan en diversas partes del cuerpo. Se conectan a un pequeño aparato conocido como electro estimulador. Lo que hace es liberar una ligera descarga eléctrica al cuerpo y bloquear la sensación de dolor.

A lo largo del tiempo, los electroestimuladores han demostrado su efectividad. Dos de sus principales ventajas es que trabajan de manera natural y que, justo por eso, no requieren de medicación de ningún tipo. Son tan seguros que incluso son recomendados por médicos y fisioterapeutas en todo el mundo.

El electroestimulador BackVolt ofrece la terapia TENS, así como beneficios adicionales. De la misma manera en que proporciona 30 niveles de intensidad, también ofrece 10 niveles de masaje y 10 niveles de Estimulación Muscular Eléctrica (EMS, útil para tonificar músculos en menor tiempo). Es decir, 3 en 1 en un solo aparato.

Un grupo de músculos clave requiere de este tratamiento 

Como podemos ver, los músculos isquiotibiales están ubicados en una zona particularmente importante del cuerpo para quienes realizan actividades deportivas muy conocidas y practicadas. De ahí, que sea uno de los grupos musculares más castigados en muchas prácticas, debido a la gran exigencia a la que se somete.

¿PARA QUÉ SIRVE Y PARA QUÉ NO SIRVE LA TERAPIA TENS?

Por lo anterior, en el caso de alguna lesión, se requiere de un tratamiento óptimo, fácil de aplicar y avalado por expertos. La TENS ofrece justamente eso; y aparatos como BackVolt ofrecen un valor agregado al incluir terapia EMS y un masaje relajante.

El cuidado del cuerpo siempre será una prioridad para cualquier persona. Y en el caso de una lesión en este grupo de músculos, por fortuna las alternativas de tratamiento están a la mano y comprometidas con la calidad de vida.

 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.