BLOG

Todos hablan de usar TENS para aliviar la migraña ¿Pero cómo?

Algunos dolores en el cuerpo no necesariamente tendrían como origen la zona donde ocurre el malestar. Quizá sean la consecuencia de problemas localizados en alguna otra parte.

Por ejemplo, ¿sabías que existen dolores de cabeza que podrían tener como origen un problema en la columna? Es una condición que se conoce como migraña cervical. Te contamos qué es, a qué se debe y, sobre todo, qué puede hacerse para aliviar el dolor que genera.

La anatomía del dolor

Cuando al cuerpo le ocurre una dolencia debida a algún factor externo o interno, lo que ocurre es que ese malestar se registra y debe viajar al cerebro, el cual lo procesa y manda una señal de dolor a la zona afectada. Todo en tiempo récord.

La sensación de dolor es un mecanismo natural del cuerpo para brindarnos protección y sobrevivencia. Sin embargo, podría ser sólo el síntoma de algo más.

De ahí que sea tan importante que las personas se acerquen a los expertos en salud para que determinen cuál es el origen de ese malestar, más allá del dolor en sí.

Migraña cervical: qué es, causas y síntomas

Un ejemplo de lo anterior sería un dolor de cabeza. Si bien es algo ampliamente conocido, cuando ocurre de manera constante podría tratarse de algún problema que requiere de asesoría médica.

Cuando un profundo dolor de cabeza no tiene su origen en la cabeza, podría tratarse entonces de una migraña cervical.

 También se le conoce como ‘cefalea cervicogénica’ y tiene su origen en los huesos cervicales (los que sostienen la médula espinal). Se trata del desplazamiento de un hueso en el cuello.

Alivio natural para enfermedades tan graves como la esclerosis

Lo anterior se debería a bruscos movimientos de cuello o malas posturas, así como golpes o accidentes de tráfico que hayan lesionado la zona. Otras causas podrían ser problemas de espalda como escoliosis (desviación lateral de la columna) o lumbalgia (lesión en la zona inferior de la columna).

Por ende, ocasiona fuertes dolores de cabeza y, en ocasiones, también genera problemas en cuello, hombros y espalda.

Otros de sus síntomas incluyen:

  • Visión borrosa y confusa.
  • Mareos.
  • Fotofobia (sensibilidad a la luz).
  • Intolerancia al ruido.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Falta de concentración.
  • Dificultad para realizar movimientos.
  • Problemas de focalización y coordinación.
  • Irritabilidad.

Los dolores de la migraña cervical suelen ser moderados y se trataría de un malestar más común de lo que parece. Ocupa entre el 15 y el 20% de todas las cefaleas crónicas y recurrentes y afecta especialmente a mujeres de edad media.

Tratamiento para la migraña cervical

  • Fármacos: No existe medicación específica para este tipo de cefalea. Sin embargo, ciertos antiinflamatorios y paracetamol podrían ser eficaces. En ciertos casos, incluso llegan a recetarse antidepresivos, para cambiar la respuesta de las fibras nerviosas. También se recomiendan anestésicos locales, como toxina botulínica y esteroides inyectados en el cuello.
  • Fisioterapia: Este experto puede manipular físicamente las cervicales para proporcionar un alivio natural y efectivo.
  • Técnicas de relajación: Algunas alternativas como la meditación y disciplinas como el yoga y el tai chi pueden ser de utilidad para algunos pacientes.
  • Cirugía: Aplicaría para casos extremos, donde el dolor es más agudo, aunque conllevaría cierto riesgo al manipular la zona cervical, además de que el dolor podría no desaparecer por completo después de la intervención.

Una opción comprobada: electroestimulación

Si el cuerpo envía mensajes de dolor al cerebro, ¿no sería ideal bloquear esa señal? Pues esa opción existe y se llama estimulación eléctrica transcutánea nerviosa, mejor conocida como TENS, por sus siglas en inglés.

Se trata de una opción sencilla y fácil de aplicar en casa. Consiste en un aparato (electroestimulador) cuyos electrodos se colocan en determinadas partes del cuerpo, los cuales se encargan de bloquear la señal de dolor, incluso antes de que lleguen al cuerpo.

Aunque no se recomienda colocar directamente en la cabeza, la TENS sí puede ser útil para tratar dolores relacionados con esta parte del cuerpo, como ocurre con la migraña cervical.

Un ejemplo es Backvolt, un electroestimulador 3 en 1 (incluyendo una función para dar masajes) que alivia los dolores de forma natural, por lo que no requiere de medicamentos asociados. La TENS es un tratamiento tan efectivo que incluso ha sido recomendado por médicos y fisioterapeutas en todo el mundo.

Aliviar la migraña cervical con TENS

Un dolor de cabeza puede ser más que eso. Podría tratarse de un malestar más serio que implique una asesoría médica más especializada, como en el caso de una migraña cervical.

Por fortuna, existen opciones en su tratamiento y una de las más efectivas ha demostrado ser la terapia TENS, la cual es fácil, rápida de aplicar y, sobre todo, natural.

Las personas no tienen por qué vivir con dolor. Pueden contar con opciones para aliviar las molestas sensaciones y lograr la mejor calidad de vida posible.

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.