BLOG

6 mitos sobre la endometriosis que quizá no sabías

La endometriosis es un padecimiento del que aún se conoce poco. Eso ha dado pie a rumores, algunos de las cuales son mitos; y otros, verdades. 

A continuación, te mostramos algunas creencias populares en torno a la endometriosis, así como evidencias médicas que apuntan a un conocimiento mucho más concreto sobre esta enfermedad. 

¿Qué es la endometriosis? 

‘Endometrio’ es el nombre del tejido que cubre el interior del útero. Su labor es facilitar la implantación del óvulo fecundado. Pero cuando eso no ocurre, el cuerpo lo expulsa hacia el exterior en forma de sangrado menstrual. 

Cuando las células del útero crecen en otras zonas, ocasionan dolor y sangrado o incluso situaciones más graves. A eso se le conoce como endometriosis. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la endometriosis afecta aproximadamente al 10 % (190 millones) de las mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo. 

Entonces, este padecimiento resulta más común de lo que se cree. Y a pesar de ello, existen diversos mitos y verdades al respecto, lo cual puede obstaculizar su diagnóstico y tratamiento. Veamos algunos de ellos. 

Mitos y verdades sobre la endometriosis 

1. Mito: La endometriosis siempre causa dolor 

Por supuesto, se sabe que la endometriosis causaría fuertes dolores, sobre todo en la zona pélvica. Incluso, más del 60% de las mujeres con endometriosis presentan dolor pélvico crónico. 

Sin embargo, también es cierto que un cuadro de endometriosis no necesariamente implica dolor. En ocasiones, la paciente ignora que su padecimiento está avanzado hasta que se somete a una cirugía. 

2. Verdad: La endometriosis es incurable 

Hasta el momento, no existe una cura para este mal. De ahí que sea tan importante detectar y comenzar el tratamiento para evitar que evolucione.  

Por su parte, intervenciones médicas como la histerectomía o la extirpación del útero es una opción a valorar cuando el tratamiento farmacológico no es eficaz. Sin embargo, no desaparece del todo la enfermedad. 

3. Mito: La endometriosis produce cáncer 

No existe una relación entre ambas y ninguna es consecuencia de la otra. Lo que sí es cierto es que puede asociarse con endometrioma ovárico, el cual consiste en pequeños quistes que pueden o no ser malignos. 

También es cierto que algunos subtipos de cáncer de ovarios tengan una frecuencia un tanto más alta de presentarse en las mujeres con endometriosis. Pero no tiene que ver con este diagnóstico. 

4. Verdad: La endometriosis puede dificultar el embarazo 

Esto ocurre cuando la enfermedad no es tratada. La endometriosis puede evolucionar y llegar a afectar a las trompas de Falopio o los ovarios, lo cual puede dificultar el embarazo. Entre las pacientes, se sabe que entre 30 y 50% tendría problemas para quedar embarazadas de forma natural. 

5. Mito: Es difícil detectar la endometriosis 

En ocasiones, la enfermedad puede ser detectada mediante un ultrasonido o una resonancia magnética. El verdadero reto en la actualidad es que las mujeres acudan al médico y, en caso de tener este padecimiento, recibir el diagnóstico tan pronto como sea posible. 

6. Verdad: La endometriosis afecta a más órganos que los reproductivos 

Las lesiones que provoca la endometriosis suelen estar en la pelvis y la parte inferior del abdomen, pero no es la única zona afectada. Se sabe que puede causar daños al interior del abdomen (en la superficie conocida como ‘peritoneo’) y estar en otras áreas del organismo, como intestinos, vejiga, recto e incluso pulmones y cerebro. 

La endometriosis es un padecimiento rodeado por mitos y verdades 

Como hemos podido ver, en torno a la endometriosis aún hay mucho por saber. Sin embargo, las continuas investigaciones y tratamientos cada vez acercan más a la ciencia médica a seguir descifrando las interrogantes que genera esta enfermedad. 

Por ahora, su tratamiento depende más de aspectos como la edad, la gravedad de los síntomas y si el paciente desea o no embarazarse. Algunas de las opciones de tratamiento incluyen analgésicos, terapia hormonal y, por supuesto, cirugía. 

Una alternativa natural y no invasiva para tratar el dolor por endometriosis es la electroestimulación, un dispositivo como Backvolt, que emite descargas de baja frecuencia a través de electrodos colocados en el área del dolor, puede marcar realmente la diferencia al tratarse de endometriosis dolorosa.

TENS: UNA SOLUCIÓN NATURAL PARA LA ENDOMETRIOSIS Y EL DOLOR MENSTRUAL FUERTE

Un equipo multidisciplinario y la actitud indicada serán la clave para que las pacientes conozcan más sobre su enfermedad y las opciones que tienen a su alcance. 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.