BLOG

Quiero usar terapia TENS en la fisioterapia, ¿se puede?

¿Tuviste algún golpe o torcedura por el cual tuviste que recurrir a la fisioterapia? Seguramente, el fisioterapeuta utilizó o te recomendó algo llamado TENS, que son las siglas en inglés de ‘electroestimulación nerviosa transcutánea’.

La terapia de electroestimulación puede ser un gran aliado durante una fisioterapia, pues además de ser un método seguro, ofrece grandes beneficios.

¿Cómo funciona TENS?

El objetivo más importante de una terapia TENS es aliviar el dolor. De hecho, su tecnología es capaz de bloquear esta sensación. ¿Cómo lo hace?

Cuando existe algún malestar físico, la zona afectada envía un mensaje al cerebro para activar la sensación de dolor.

Lo que hace TENS es bloquear la señal de dolor incluso antes de que llegue al cerebro.

Esto es gracias a una tecnología que funciona con electrodos, los cuales deben colocarse en el cuerpo de la persona y cerca de la zona afectada.

De esta manera, los pulsos eléctricos y la estimulación sensorial se encargan de enviar pequeñas unidades de corriente eléctrica y bloquear la señal de dolor.

TENS para fisioterapia

Como sabes, los fisioterapeutas ayudan a las personas a recuperar el movimiento y la fuerza en determinadas partes del cuerpo tras algún malestar o lesión.

Con sus conocimientos en el cuerpo humano, apoyan a sus pacientes a recuperar la fuerza y la amplitud de movimiento, a controlar el dolor y a prevenir lesiones.

Para lograrlo, se apoyan en una amplia gama de técnicas, aparatos, terapias, ultrasonidos, masajes y electroestimulación.

De hecho, la electroestimulación es una terapia muy recomendada por médicos y fisioterapeutas en todo el mundo. Varios estudios han probado su validez y seguridad.

TENS sería muy útil para aliviar:

  • Dolores crónicos (como artritis o artrosis).
  • Dolores agudos (fracturas, golpes, caídas, lesiones tras algún ejercicio o movimiento).
  • Dolores musculares (hombros, brazos, manos, zona torácica, espalda baja, piernas y pantorrillas, entre otras zonas).

Entonces TENS y fisioterapia, más que dos tratamientos opuestos, en realidad son dos aliados que trabajan para el mismo objetivo: tu bienestar.

Incluso, hay aparatos que ofrecen algo más que TENS. El electroestimulador BackVolt, por ejemplo, calma el dolor crónico, reduce la fatiga muscular y también ofrece un masaje eléctrico.

Los mejores amigos de tu calidad de vida

A lo largo del tiempo, la fisioterapia ha demostrado su efectividad para trabajar con el dolor físico de las personas. Y para lograrlo, se han apoyado en diversas herramientas.

Para muchos fisioterapeutas, la TENS ha representado un aliado para que los pacientes logren aliviar el dolor que padecen.

De ahí que la TENS sea tan ampliamente recomendada por médicos y fisioterapeutas en todo el mundo. ¿Estás listo para decirle adiós al dolor?

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.