BLOG

Dolor de ciática

Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas padecido de lumbalgia o dolor en la parte baja de la espalda. La lumbalgia se produce cuando el nervio ciático se pinza a través de las vértebras o de músculos acalambrados.

Realizar un tratamiento con TENS es muy positivo para el alivio del dolor, pues la estimulación neural transcutánea logra liberar endorfinas de una forma casi natural. También consigue que tus músculos y tejidos blandos se relajen.  

¿Cómo funciona el TENS?

Mediante el uso de electrodos adheridos en la piel y del envío de pulsaciones eléctricas de baja frecuencia, los músculos y terminaciones nerviosas reaccionan a los estímulos eléctricos y bloquean la percepción del dolor desde su origen en el cerebro.

Terapias pasivas para el dolor de ciática 

De acuerdo con su origen y sus causas, en muchas ocasiones el dolor de ciática podría ser incapacitante y necesitarse de varios días de reposo para poder aliviarlo y seguir adelante.

Se le llama terapia pasiva a aquellos tratamientos del dolor en los que no debes realizar ningún ejercicio ni esfuerzo físico, sino que puedes realizarlos en total reposo, y podrían ayudarte a acelerar el proceso de recuperación.

Te contamos algunos de ellos a continuación:

  1. Masajes en el tejido profundo de la espalda: El fisioterapeuta utiliza sus manos para ejecutar una presión directa sobre el nervio ciático o los nervios afectados, de esta manera logra aliviar la tensión en los tejidos blandos como ligamentos, tendones y músculos.  
  2. Terapia de Calor: Se aplica calor en la zona dolorida para que esta reciba más flujo sanguíneo y la sangre le lleve más oxígeno y nutrientes.
  3. Terapia de Frío: En el caso del frío, durante la aplicación sucede un efecto contrario al del calor, pues la baja temperatura en la zona disminuye la circulación sanguínea, colaborando a reducir la inflamación, las contracturas musculares y el dolor.
  4. Terapia con TENS: En la electroestimulación neural transcutánea se adhieren electrodos en la zona dolorida y se envían pulsos eléctricos de baja frecuencia al sitio afectado que bloqueará el dolor desde su lugar de origen en el cerebro.

La terapia con TENS es sencilla e incluso puede realizarse por uno mismo en la comodidad del hogar. Solo necesitas de un electroestimulador como el Backvolt Tens, ideal para el uso doméstico.

 

¿EXISTEN CONTRAINDICACIONES PARA EL USO DE TENS?

Existen algunas advertencias sobre los lugares donde se recomienda evitar la aplicación de TENS, o restringir su uso de acuerdo con ciertas condiciones médicas preexistentes.

Por lo demás, es seguro y otorga múltiples beneficios terapéuticos.  

  • No debe aplicarse terapia con TENS en personas portadoras de marcapasos ni en la zona cardíaca.
  • No aplicar TENS en zonas adyacentes a la glotis
  • No aplicar en el área de gestación
  • No aplicar en áreas que posean hemorragias o lesiones
  • No aplicar en la cabeza

En Backbone encontrarás todas las respuestas que precisas para lograr los mejores resultados terapéuticos y tener una vida plena y activa siempre. No permitas que el dolor te detenga.

 

 

 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.