BLOG

¿Dolor por tendinitis? Conoce la terapia de electroestimulación

¿Has oído hablar la electroestimulación? Es una terapia cuyo fin es aliviar el dolor en diversas partes del cuerpo, resultado de alguna enfermedad o una lesión muscular.

Su nombre completo es Electroestimulación Nerviosa Transcutánea y también se le conoce por sus siglas en inglés: TENS.

Funciona de un modo único: se colocan electrodos cerca del área afectada; y mediante pulsos eléctricos de baja frecuencia, se envían ondas al cerebro para bloquear la señal de dolor antes de manifestarse.

¿Por qué me duelen los tendones?

Los tendones nos ayudan a cosas tan sencillas como doblar una rodilla, girar un hombro o sujetar algo con la mano.

Al hablar de tendones, nos referimos a esas cuerdas resistentes y flexibles de tejido que se encargan de unir a los músculos con los huesos y ayudan a moverlos.

¿Sabías que, en todo nuestro cuerpo, tenemos más o menos unos 4 mil tendones?

La tendinitis es justo la inflamación severa o irritación de un tendón. Esto puede causar dolor y sensibilidad en la parte del cuerpo afectada.

Algunas de las áreas más comunes en donde puede ocurrir una tendinitis son:

-Hombros.
-Codos.
-Muñecas.
-Rodillas.
-Talones.

La práctica de algunos deportes puede aumentar el riesgo de padecer determinado tipo de tendinitis. Por ello, varios de ellos son nombrados según la actividad realizada, por ejemplo:

  1. Codo de tenista.
  2. Codo de golfista.
  3. Hombro de lanzador.
  4. Hombro de nadador.
  5. Rodilla de saltador.

¿TENS puede servir en casos de tendinitis?

Se sabe que muchos de los síntomas de la tendinitis ocurren cuando el tendón se adhiere a un hueso. De ahí que las señales que manifieste la persona sean dolor, sensibilidad e hinchazón leve en la parte del cuerpo afectada.

Para hacer un diagnóstico de tendinitis, los médicos suelen apoyarse en tres elementos:

  • La historia clínica del paciente.
  • Un examen físico.
  • Análisis de radiografías.

Y para ayudar a sanar, los expertos suelen recomendar descanso, inmovilizar el área afectada, la medicación, así como la aplicación de hielo, ultrasonido, fisioterapia, inyecciones de esteroides o incluso la cirugía.

Pero el primer paso siempre es reducir el dolor. Y ahí es cuando la terapia TENS puede ayudar.

Es importante saber que la corriente eléctrica aplicada en esta clase de tratamientos no es invasiva. Y diversos estudios han demostrado su eficacia y seguridad.

De hecho, puede proporcionar alivio sin necesidad de recurrir a medicamentos. De ahí que sea tan recomendada por expertos de la salud en todo el mundo.

El electroestimulador BackVolt ayudaría a calmar el dolor crónico en los tendones, mediante 30 niveles de intensidad, así como con electrodos especiales de diferentes tamaños según la parte del cuerpo sobre la cual se utilizará.

Vive sin dolor

Los tendones nos acompañan en la realización de actividades tan cotidianas como sentarte en el sillón para ver tu programa favorito o abrazar fuertemente a un ser querido. Y si llega a haber dolor, lo más importante es aliviarlo para continuar.

Por supuesto, antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento, recuerda siempre asesorarte con un experto en la salud.

La vida no tiene por qué vivirse con dolor. La tecnología y el conocimiento son tus mejores aliados en el proceso.

 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.