BLOG

¿Dolor de cuello? Así es como TENS alivia tu malestar cervical crónico

¿Sabes por qué sientes dolor? Porque cuando existe algún malestar físico, sin importar en qué parte del cuerpo sea, se envía un mensaje al cerebro para activar la sensación de dolor. ¿Y si te dijéramos que esa señal puede bloquearse?

Eso es justo lo que hace TENS, que son las siglas en inglés de electroestimulación nerviosa transcutánea.

Con la ayuda de pulsos eléctricos y estimulación sensorial, la TENS puede bloquear la señal de dolor antes incluso de que llegue al cerebro.

Esto es gracias a una tecnología que funciona con electrodos, los cuales deben colocarse en el cuerpo de la persona, cerca de la zona afectada, para que se encarguen de enviar pequeñas unidades de corriente eléctrica.

Sobre el dolor cervical o cervicalgia

Se trata de un dolor originado en alguna estructura del cuello, ya sea músculos, nervios, vértebras o articulaciones.

Cuando se presenta este dolor, algunas personas dicen que no pueden mover el cuello o girarlo.

A veces, estas sensaciones de dolor pueden involucrar la compresión de los nervios. De ahí que haya quienes digan que sienten hormigueo, entumecimiento o debilidad en el brazo o la mano.

Se sabe que el dolor cervical puede ocurrir comúnmente debido a una tensión o distensión muscular. Esto sería el resultado de:

-Adoptar una posición incómoda al dormir.
-Girar el cuello bruscamente al hacer ejercicio.
-Levantar cosas demasiado rápido o con una mala postura.
-Malas posturas al ver televisión o leer.
-Permanecer horas agachado sobre un escritorio.
-Tener el monitor de la computadora muy arriba o abajo.

Lo que TENS puede hacer por ti

Respecto a los tratamientos, las opciones también son diversas:

-Compresas de frío y calor.
-Considerar el uso temporal de un collarín cervical.
-Descanso.
-Dormir en un colchón firme que dé soporte al cuello.
-Ejercicios de movimiento lento, para estirar suavemente los músculos del cuello.
-Medicación.

Y ya que hablamos de alternativas, la terapia TENS puede ayudarte a aliviar los dolores en el cuello. Tiene la gran ventaja de que la corriente eléctrica aplicada no es invasiva.

Además, al no requerir de medicamentos y tener mínimos efectos secundarios, se ha convertido en una opción muy recomendada por médicos y fisioterapeutas en el mundo.

El electroestimulador BackVolt: sistema de 3 funciones en 1:

    1. Calma el dolor crónico a través de la TENS (mediante 30 niveles de intensidad).
    2. Ayuda a reducir la fatiga muscular.
    3. Ofrece la función de masaje eléctrico.

 

¡Fuera de aquí, dolor!

El cuello es una parte del cuerpo que utilizamos más de lo que creemos. Es nuestra conexión entre la cabeza y el resto de nuestro cuerpo. Y por eso, es un área que no tiene por qué vivir con dolor.

La electroestimulación es tu aliada contra esa sensación de malestar. Con los debidos cuidados, estamos seguros de que te despedirás pronto de esa molestia.

Por supuesto, antes de tomar cualquier decisión relacionada con tu salud, recuerda siempre asesorarte con un profesional en la materia.

 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.