BLOG

Claves y secretos para organizar tu rutina si tienes fibromialgia

En varias ocasiones, vivir con fibromialgia representa un reto. Hay días en que todo fluye, mientras que en otros hay que echar mano de una gran fuerza de voluntad.

Las personas con fibromialgia saben lo que es sentir el dolor en serio. Y a esto se agregan sensaciones como fatiga, alteraciones del sueño, problemas de memoria y malestar anímico.

¿Cómo organizar la rutina del día en caso de padecer fibromialgia?

Conoce testimonios y consejos que han compartido en Internet algunos pacientes con esta enfermedad

Eso sí, siempre recuerda siempre que la idea es que la rutina se adapte a nosotros y no al revés.

Durante la mañana

Las personas con fibromialgia saben que la llegada de un nuevo día puede recibirlos con mucha energía, pero también a veces con un gran dolor o un profundo cansancio.

Al comenzar el día: Fatiga y malestar muscular matutinos

“Frustrada porque ya no salía tanto, hice una lista de todo lo que podía hacer en mis diferentes niveles de dolor y la distribuí a mis amigos y familiares cercanos. Ahora, cuando alguien se acerca para pasar tiempo conmigo, tengo muchas más opciones que antes y es mucho menos probable que cancele sabiendo que puedo tolerar lo que estoy a punto de hacer. También ha ayudado a mis seres queridos a saber cómo ayudarme mejor”, aconsejó Lauren S en Buzzfeed.

  • Organiza tu rutina con base en el nivel de dolor que hayas tenido durante ese día o semana. Eso te irá preparando para sortearlo mejor.
  • Algunos pacientes han probado a levantarse una o incluso dos horas antes para hacer las cosas con calma y que la medicación haga efecto.
  • La noche anterior, dejar listas cosas como el café, la ropa a utilizar y hasta los alimentos en un envase plástico que se vayan a consumir lejos de casa.
  • Arma un guardarropa confortable pensando más en tu comodidad.

Al planear tu día: Problemas de memoria

“Lo peor es la niebla mental. Es humillante perder el hilo de pensamiento a mitad de frase y ser incapaz de mantener una conversación inteligente y olvidar lo que te acaban de decir. Es horrible”, compartió Molly S. en The Huffington Post

  • Por eso, recomiendan llevar un control de tu día con notas en papel, alarmas y una agenda puede ser de mucha ayuda para recordar citas, reuniones y días importantes.
  • Si tienes fibromialgia y estás teniendo un mal día con la memoria, comunícalo.
  • Si necesitas que te repitan alguna cosa, hazlo saber. Es decir, ayuda a que las demás personas te apoyen y al mismo tiempo sean sensibles ante esta enfermedad.

Ten mucha paciencia contigo mismo.

“Para mí no hay nada más bochornoso que hablar con alguien por teléfono, o con cualquier persona en general, y tener que usar palabras comodín porque me cuesta encontrar las palabras concretas que necesito para expresarme durante la conversación. Utilizo un montón de Post-its y recordatorios para prácticamente todo”, indicó Bee E. para el portal británico. 

 

Durante la tarde

Conforme el día avanza, quizá las personas con fibromialgia podrían tener más tiempo para sí mismos, al salir de trabajar quizá puedan salir con amigos, a alguna cita médica o a ejercitarse un poco.

Cambios de clima y temperatura

“Soy una mujer con fibromialgia y endometriosis y a menudo sufro unos sofocos importantes. Me da vergüenza empezar a abanicarme de repente o empezar a quitarme prendas para intentar aliviar la incomodidad”, comenta Emily G. en la misma publicación de Huffington Post. 

  • Como la temperatura también puede afectarte, nunca sobra colocar cobijas pequeñas en sitios del trabajo o la casa (como la oficina, la sala o la cocina), lo mismo con ventiladores y paños frescos. Así podrás utilizarlas sin tener que levantarte.
  • Si acudes al gimnasio, siempre lleva contigo toallitas y paños para limpiar tu cuerpo y los aparatos que uses, pues pacientes con fibromialgia han referido que la sudoración puede llegar a ser tan excesiva que hasta necesitan un cambio completo de ropa.

Al hacer labores de casa

“Siento vértigo, olores insoportables, migrañas, dolor constante, ruidos insoportables, ardor en la piel; no poder sostener nada porque todo se te cae”, publicó Claudia Patricia L. en Twitter.

  • Sabemos que cosas tan simples como las etiquetas de la ropa suelen producir una picazón que puede ser de lo más dolorosa en quien padece fibromialgia, así que aprovecha para recortarlas de tus prendas.
  • Al hacer limpieza, utiliza zapatos cerrados, pues a veces las ráfagas de dolor pueden ser tan repentinas que la sensación te haga que se caigan los objetos de las manos y te lastimes.
  • El estrés es un desencadenante importante para un brote de dolor. Así que apóyate en tu médico y en algún psicoterapeuta. La idea es que tu salud mental camine de la mano de tu bienestar físico.

En tus hábitos

  • Para comer. “Suprimir de la dieta gluten, avena, soya, maní y lácteos”, recomendó Larissa T en Twitter, mientras que Marianumi publicó en la misma red social: “Incluye vegetales crudos en tu dieta, para obtener vitaminas antioxidantes, y come cinco veces al día para aumentar tu energía”.
  • Sensibilizar a otros. El mejor recurso es la información. “El que me tilden de ‘loca y mentirosa’ porque a veces NO sé explicar lo que siento... Pero SÍ lo siento”, compartió Mileidy A. en su cuenta de Twitter.
  • Despeja pasillos. “Choco con todo y siempre estoy a punto de caerme por falta de equilibrio”, escribió en Twitter Nadia Z., así que es vital tener un hogar con el mayor espacio posible, iluminado y con mangos de apoyo y piso anti-derrapante.

“La pérdida de fuerza y movilidad en la mano me han hecho padecer. Me pasa cuando estoy haciendo la compra, me quedo ahí en medio llorando de frustración, ya sea por no haber podido abrir una lata o una botella”, compartió Ann W. en Huffington Post. 

  • Apóyate en los utensilios para el hogar. Utiliza siempre en instrumentos abre-fácil, cortadoras automáticas y todo aquello que pueda hacer el trabajo por ti cuando el dolor no te lo permita. La tecnología está a tu servicio.
  • Cuando vayas al doctor. Estar en contacto con otros enfermos siempre sirve y no sólo como desahogo o empatía.

“En serio, he recibido algunos de mis mejores consejos en las salas de espera. Nunca habría pensado o creído si no hubiera escuchado a alguien más explicarlo”, comenta Bearjuu42 en Buzzfeed. 

    Durante la noche

    Cuando cae el sol es momento de descansar, no sin antes preparar lo más posible la jornada del día siguiente.

    Antes de dormir…

    • Date un baño relajante y ten a la mano un banco. Puede servirte por si de pronto llegas a sentir mucho cansancio o confusión. 
    • Consiéntete y haz lo que te gusta. Ríete, mira tu serie favorita… ¡quiérete! Date las gracias por un día lleno de aprendizaje y alístate para el siguiente. Considera actividades físicas que no necesariamente impliquen un gran esfuerzo físico (como yoga o tai chi) y practica la meditación.

    “He intentado muchas cosas, y he descubierto que la relajación y la meditación son CLAVE. Cuando estás en momentos de estrés, es TAN fácil tensarse y empeorar el dolor. La relajación se puede alcanzar de la manera más fácil: jugando un juego, tomar una siesta, mirar un programa, leer un libro. Básicamente, todo lo que te hace sentir bien y te distrae de las cosas”, compartió Beachlover en Buzzfeed. 

    • La música y la escritura son buenas aliadas, fue lo que compartió La Piccola Sirena en el mismo artículo de la página viral de Estados Unidos.

    “Escribir un diario es realmente lo que me mantiene cuerda. A veces sólo necesito sacar mi ira, frustración, depresión, etc., de una manera en la que no tengo que preocuparme por el juicio o herir los sentimientos de nadie”.

    • El silencio alivia el dolor. Nadie te lo había dicho así, estoy segura”. Así lo comentó en su blog Mónica Perdomo, quien vive con dolor crónico desde los 12 años.
    “Es un punto de inflexión en el que te permites escucharte realmente. Es convertirte en un observador silencioso de tu propio ruido interno. En resumen, si el silencio reduce el estrés, el silencio puede aliviar el dolor”.

      Para un descanso pleno

      • Las personas con fibromialgia batallan mucho para dormir. La sensación de cansancio es constante, pero también los trastornos de sueño.
      • A ciertas personas les funciona la llamada ‘visualización guiada’, pues ayuda a tener un mejor control de la mente y reemplazar pensamientos estresantes. Puedes consultarlos en diversas plataformas digitales.
      • ¿Has pensado en la electroestimulación? Se trata de una terapia que utiliza electrodos que se colocan en las partes del cuerpo donde hay una molestia física. Lo que hace es utilizar corriente eléctrica para bloquear la sensación de dolor incluso antes de que el mensaje llegue al cerebro.

      Da clic aquí y conoce los beneficios de la electroestimulación, recomendada por médicos y fisioterapeutas en todo el mundo.

      Ten calidad en tu vida cotidiana aún con fibromialgia 

      Con la fibromialgia nunca se sabe. Hay momentos en que todo transcurre con fluidez y otros en los que algo tan sencillo como levantarse de la cama representa una labor titánica.

      Por eso, siempre es importante respetar los tiempos y procesos del dolor de cada persona. Los síntomas son muy diversos y se experimentan de un modo completamente individual.

      De ahí que saber organizar tu día sea algo primordial, a la par de los síntomas, pues representa una herramienta útil para tu calidad de vida.

      Lo importante siempre es reconocer el dolor y rodearte de las personas correctas. Así lo deja claro Corip001 en Buzzfeed:

      “No intentes esconder tu dolor del mundo. Parte de ser fuerte es ser honesto y no sólo superar el dolor. Cuando llega a ser demasiado, a veces sólo necesitas dejarlo salir. Si terminas llorando en la tienda de comestibles, que así sea. La gente suele ser de apoyo, y si no lo son, entonces no se merecen su tiempo”.

      ¿Qué opinas tú? ¿Crees que estos consejos podrán serte de utilidad? Cuéntanos. 

      Abraham Monterrosas Vigueras

      Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar.

      Comments : 1

      by Alma Iris Palomo Hernández

      Hola buenas tardes soy de La paz Honduras padezco de fibromialgia hace hace unos 10 años no es fácil esta enfermedad sólo con la ayuda de Dios uno puede sentirse bien y teniendo otras afecciones es todavía peor