BLOG

9 celebridades que padecen Dolor Crónico y que quizá no sabías ¿Cómo lo sobrellevan?

 

“La gente necesita ser más compasiva. El dolor crónico no es una broma. Y es un despertarse cada día sin saber cómo te vas a sentir hoy”.

Cualquier persona que haya padecido algún dolor crónico pudo haber declarado esto. Pero en este caso, se trató de la súper estrella de la música pop Lady Gaga.

Y es que el dolor no hace distinción con nadie. De ahí que muchas de estas celebridades utilicen su sobreexposición en los medios para hablar de los problemas de salud que han tenido que vivir.

Conoce las historias de estos famosos y los padecimientos que, como a muchas otras personas, los han llevado al límite.

Lady Gaga

En 2017, la cantante estadounidense compartió en Twitter que padece fibromialgia, una condición que causa dolor en los músculos, así como problemas para dormir, alteraciones en la memoria y un profundo cansancio.

Este agotamiento ha sido tan devastador que incluso han llevado a la intérprete a cancelar varios conciertos que tenía agendados, como ocurrió en 2018 durante su gira por Europa.

Debido a que los síntomas de la fibromialgia no suelen ser visibles, hay quienes han cuestionado la existencia de la enfermedad, algo a lo cual Lady Gaga respondió alguna vez:

“Me irrita mucho cuando la gente no cree que la fibromialgia es real. Para mí, y creo que para muchos otros, es un verdadero ciclón de ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático, trauma y trastorno del pánico, y todo eso envía conduce a un descontrol del sistema nervioso, y tiene como resultado el dolor del nervio”.

 

Instagram.com/ladygaga

 

Morgan Freeman

Aún se desconoce la causa exacta de la fibromialgia. Sin embargo, se sabe que ciertos eventos traumáticos, como los accidentes de tránsito, pueden contribuir a su aparición.

Eso fue lo que le ocurrió al actor estadounidense Morgan Freeman, luego de sufrir un accidente automovilístico en 2009. Las partes de su cuerpo más dañadas resultaron ser el hombro y el brazo. Y aunque fue operado con éxito, más tarde le diagnosticaron fibromialgia.

La enfermedad le ha impedido el movimiento y la circulación de la mano izquierda. Entonces, le recomendaron usar un guante de compresión que incluso a veces ha mostrado en algunas apariciones públicas.

 

Facebook.com/MorganFreeman

George Clooney

Existen dos tipos de dolor: ‘agudo’ y ‘crónico’. Se diferencian por el tiempo: es agudo cuando se presenta tras alguna lesión o accidente, pero puede volverse crónico si no se trata debidamente.

Algo así le ocurrió a George Clooney. En 2005, durante las grabaciones de la cinta ‘Syriana’, su personaje era atado a una silla y caía, por lo que sufrió un golpe en la cabeza.

Y aunque pensó que era una lesión menor, resultó peor de lo que pensaban: sufrió la ruptura de una membrana llamada ‘duramadre’, encargada de proteger al cerebro y a la médula espinal, lo cual también afectó su memoria y movimientos.

Un dolor que comenzó siendo agudo se volvió crónico. Y en el caso del actor, llegó a ser tan intenso que lo considera “el dolor más insoportable que jamás ha atravesado” y reconoció que en algún momento incluso pensó en quitarse la vida.

Por fortuna, ha logrado sobrellevarlo con la ayuda de su familia y su esposa, la abogada Amal Clooney.

 

Instagram.com/forbesmiddleeast

Keith Richards

Para un guitarrista, las manos son el vehículo mediante el cual fluye su talento. Sin embargo, el dolor crónico generado por una enfermedad discapacitante puede acabar con todo.

El legendario guitarrista de los Rolling Stones fue diagnosticado con osteoartritis, una enfermedad autoinmune caracterizada por inflamación en las articulaciones. En el caso de este músico inglés, la parte más afectada resultaron ser sus dedos.

Tras someterse a varios tratamientos, Richards asegura que ha superado el malestar y que la inflamación en sus dedos no le ha impedido tocar su amada guitarra.

 

Instagram.com/officialkeef

 

 

Shaquille O’Neal

Los dedos de los pies nos ayudan a movernos y a mantener el equilibrio. Sin embargo, la práctica de ciertos deportes, así como correr o dejar caer algo encima de los pies, puede lesionarlos.

El astro del baloncesto, Shaquille O’Neal, padece artritis en el dedo gordo del pie. El deportista considera que su problema se debió a los saltos y movimientos que por años hizo durante los partidos en la cancha.

Para contrarrestar los dolores que le produce la enfermedad, el ex jugador de los Lakers se ha sometido a tratamientos, aparatos ortopédicos e incluso una intervención quirúrgica conocida como ‘queilectomía’, la cual consiste en extirpar espolones óseos en la articulación del dedo gordo del pie.

 

Instagram.com/shaq

 

Chris Wright

El basquetbolista se preparaba para llegar a la NBA. Pero durante un entrenamiento, su pie comenzó a fallarle. “Pensé que me había resbalado o algo así. Pero me percaté de que comenzó a entumecerse y sólo empeoró progresivamente”, declaró en 2013.

Y con apenas 22 años, le diagnosticaron esclerosis múltiple, una enfermedad incurable y autoinmune que afecta el sistema nervioso central, al interrumpir la comunicación entre el cerebro y el cuerpo.

Su edad y condición de atleta le han servido para sobrellevar un malestar que se caracteriza por un profundo dolor crónico. Y con esa disciplina, logró firmar un contrato con los Mavericks de Dallas y convertirse así en el primer basquetbolista con esclerosis múltiple de la NBA.

 

Instagram.com/flyght33wright

 

Frida Kahlo

En Latinoamérica, también se han documentado varios casos de dolor crónico. Un ejemplo ocurrió con la pintora mexicana Frida Kahlo.

Frida sufrió un aparatoso accidente luego de que el autobús en el que viajaba impactó con un tranvía. Sufrió fracturas en la espalda, costillas, clavícula y piernas.

En aquel momento, la medicina no había avanzado tanto como ahora, por lo que la artista fue sometida a diversas operaciones, corsés de yeso y diversos aparatos que la mantuvieron en cama durante meses, soportando el dolor. De ahí que comenzara a pintar.

De hecho, muchas de sus obras mostraban el dolor físico que experimentaba desde el accidente (un ejemplo es ‘La columna rota’ de 1944), así como las secuelas de la poliomielitis que padeció.

 

Twitter.com/FridaKahlo

 

Julio Iglesias

En 1963, el legendario cantante español sufrió un accidente automovilístico que le dejó varias lesiones en la columna vertebral, lo cual lo mantuvo sin poder caminar durante un tiempo.

Desde entonces, ha tenido problemas en el nervio ciático. Pero los dolores se volvieron crónicos y tuvo que cancelar diversas presentaciones. Finalmente, fue operado de la espalda en 2015.

A su regreso a los reflectores, declaró: “Hace dos meses y medio no podía ni caminar. Estaba con la columna destrozada. Hay que recordar que tuve un accidente hace tiempo que casi me costó la vida. Ahora, estoy mucho mejor. Pero es cierto que me duele todo. Todo menos el alma, que nunca me ha dolido. Mientras tanto voy a seguir vivo”.

 

Instagram.com/julioiglesiasofficial

 

María Pombo

La influencer española suele compartir detalles sobre su vida con sus casi un millón y medio de seguidores. Y en mayo de este año, luego de varios días ausente de las redes, compartió lo que estaba ocurriendo con su salud.

“Estos últimos 20 días he estado sintiendo unos hormigueos bastante extraños en el cuerpo. Como muchos sabéis, mi madre tiene esclerosis múltiple y en mi familia estamos muy atentos a este tipo de síntomas porque, aunque no es una enfermedad hereditaria, sí va en los genes y tengo más probabilidades de tenerla yo que una persona que no tiene antecedentes”.

Y agregó: “En la resonancia se vio que tenía mielitis, que para el que no lo sepa es inflamación de médula y las esclerosis múltiples suelen empezar por esas mielitis”.

Otros de los síntomas de este mal son debilidad en brazos y piernas, problemas de coordinación y, por supuesto, un intenso dolor en la espalda, el cual puede ser súbito y llegar a piernas y brazos.

 

Instagram.com/mariapombo

 

     

    Superarlo todo

    “El dolor es universal, pero también la esperanza”, dice el famoso director mexicano Alejandro González Iñárritu en su obra maestra ‘Babel’. Se refiere a que, más allá de los estatus, los seres humanos tenemos muchas más cosas en común de las que pensamos.

    El dolor es un claro ejemplo. Es una sensación que abraza lo mismo a políticos que a deportistas, médicos, obreros o, en este caso, a estrellas de Hollywood.

    Puedes encontrar en nuestro Blog una serie de testimonios desgarradores de mujeres que padecen fibromialgia, una enfermedad invisible que muchas veces las aísla del mundo, y que además las condena a la discriminación. 

    Por fortuna, la ciencia médica ofrece cada vez más tratamientos al servicio de la salud, pues siempre la vida comienza cuando el dolor se va, o al menos, cuando podemos calmarlo un poco y sentirnos más apoyados.  

     

    Abraham Monterrosas Vigueras

    Psicólogo clinico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar.