BLOG

¿Qué es la hernia discal? Las causas más frecuentes y su tratamiento

Un soporte estructural del cuerpo es la columna vertebral, el cual está separado por discos que la amortiguan. Pero cuando todo o parte de un disco de la columna sufre algún daño, ahí comienzan las complicaciones. 

La hernia discal es un problema en el disco cartilaginoso ubicado entre los huesos de la columna vertebral. 

A continuación, te mostramos más detalles sobre este padecimiento, su origen y sobre todo qué alternativas tienen quienes la padecen. 

¿Qué es la hernia discal?

Una hernia de disco se refiere a un problema con uno de los amortiguadores cartilaginosos (discos) en las vértebras. Cada disco tiene un núcleo suave y gelatinoso que se encuentra dentro de un anillo que es más duro. 

La hernia discal ocurre cuando parte del núcleo se empuja hacia afuera a través de un desgarro en el anillo. 

La mayoría de quienes llegan a padecer hernia discal suelen ser hombres de edad media y avanzada, sobre todo después de realizar alguna actividad extenuante. 

Algunas de las causas de la hernia de disco son 

  • Levantar objetos pesados. 
  • Doblar o torcer repetitivamente la espalda baja. 
  • Fumar. 
  • Sentarse o estar de pie en la misma posición durante horas. 
  • Sobrepeso. 
  • Vida sedentaria. 

Síntomas de la hernia discal 

  1. Una hernia de disco puede ocurrir en cualquier parte de la espina dorsal, pero sobre todo en la región lumbar. Puede provocar dolor, entumecimiento o debilidad en un brazo o una pierna. 
  2. Algunas hernias de disco no causan síntomas, mientras que otras pueden irritar los nervios de la zona y causar dolor, entumecimiento o debilidad en los brazos o las piernas. 
  3. También pueden ocurrir en el cuello y los síntomas dependen de la ubicación del disco y si está presionando algún nervio. Se sabe que incluso pueden afectar sólo un lado del cuerpo. 

Otros de los síntomas incluyen: 

  • Dolor en brazos o piernas. Podría acompañarse de malestar en glúteos, muslos, pantorrillas y pies. 
  • Dolor en hombro o brazo. Esto ocurre cuando la hernia de disco está en el cuello e incluso puede aparecer en el brazo o la pierna al toser, estornudar o moverse a ciertas posiciones. 
  • Entumecimiento u hormigueo. Esta sensación se irradia en la parte del cuerpo a la que se conectan los nervios afectados. 
  • Debilidad. Por ende, la persona puede tropezarse o tener problemas para levantar o sostener objetos. 

Tratamientos para tu la hernia discal 

Se sabe que no todos los discos necesitan intervención. Pero cuando es necesario, el tratamiento incluye: 

  • Medicamentos (antiinflamatorios, narcóticos, fármacos para calmar los nervios y relajantes). 
  • Fisioterapia (rehabilitación y ejercicios específicos). 
  • Cambios en el estilo de vida (en dieta y ejercicio). 
  • Cirugía (una discectomía sirve para extirpar parte o todo un disco). 
  • Inyecciones (de medicamentos esteroides para controlar el dolor). 

Una alternativa natural y no invasiva para la hernia de disco 

Para atender específicamente lo relacionado con el dolor, existe una alternativa natural que trabaja desde adentro: la electroestimulación nerviosa transcutánea (también conocida como TENS). 

Cuando alguna enfermedad causa dolor, la señal va hacia el cerebro, quien registra lo ocurrido y regresa el mensaje a la zona afectada. Lo que hace TENS es bloquear la señal de dolor incluso antes de que llegue al cerebro. Esto se logra mediante electrodos que se colocan en el cuerpo, mediante un aparato llamado ‘electroestimulador’. 

BackVolt es un electroestimulador que ofrece la terapia TENS, un tratamiento que no necesita medicamentos y puede aplicarse en casa sin ayuda adicional. Es tan efectivo, que suele ser recomendado por médicos y fisioterapeutas en todo el mundo. 

Conoce aquí todos los beneficios de Backvolt y encuéntralo en tu ciudad 

Otra ventaja de BackVolt es que ofrece una intervención 3 en 1: además de TENS, cuenta con un sistema que proporciona 10 niveles de masaje y también un tratamiento especial para tonificar el cuerpo durante el entrenamiento (conocido como ‘electroestimulación muscular’ o EMS). 

La hernia discal puede tener tratamiento 

Las enfermedades pueden dificultar el día a día de cualquier ser humano y, por ende, afectar su calidad de vida. Sin embargo, la mejor herramienta que se tiene para saber qué hacer en determinados casos es la información. 

En casos como la hernia discal, según vimos, existen alternativas de tratamiento e incluso para lo relacionado con el dolor que provoca. Por supuesto, es vital apoyarse en un experto en la salud para tomar una decisión informada. 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.