BLOG

EMS: ¿Para qué funciona y para que NO?

Tu bienestar siempre será lo más importante. Y para lograrlo, puedes echar mano de los avances tecnológicos.

Por ejemplo, para una buena calidad de vida, es vital una combinación entre una sana alimentación y una rutina de ejercicios. ¿Por qué no complementarlo con una terapia que ayude a lograr resultados más rápido?

Pues eso es justo lo que hace la llamada ‘electroestimulación muscular’, también conocida como EMS (por sus siglas en inglés), ideal para rehabilitar, fortalecer y tonificar los músculos.

Mucho se ha hablado sobre esta terapia, por lo cual aquí te aclaramos algunos mitos y verdades que existen a su alrededor. Toma nota:

 

Mito: La EMS es invasiva y peligrosa

Esto es falso

La realidad es que la electroestimulación muscular es una alternativa ampliamente recomendada por expertos en el mundo del fitness.

Y esto se debe a que ofrece importantes beneficios de un modo completamente sencillo, pues incluso puede realizarse en casa, con la ayuda de un aparato y electrodos.

La EMS se encarga de generar contracciones musculares artificiales. Y lo hace mediante pulsos eléctricos que estimulan la acción muscular, algo similar a lo que hace el cerebro al hacer ejercicio.

La EMS es fácil, rápida, natural, segura y no requiere de medicamentos

Verdad: La EMS no es lo mismo que TENS

Puede haber confusión entre estos términos debido a que ambos se utilizan en las terapias de electroestimulación. Lo cierto es que sus fines son muy diferentes.

La TENS son las siglas en inglés de ‘Electroestimulación Nerviosa Transcutánea’ y se enfoca más en el ámbito de la fisioterapia.

Mientras la EMS fortalece y tonifica músculos, la TENS calma el dolor físico.

TENS es ideal para aliviar los dolores tanto crónicos (como una artritis) como agudos (desde fracturas hasta golpes y caídas, pasando por lesiones y dolores musculares).

Mito: La EMS reemplaza al ejercicio

Mentira. Si bien es cierto que la EMS puede ayudar a perder peso y ofrece resultados más rápido y con un bajo esfuerzo físico, no funciona sola. Debe acompañarse de una dieta adecuada y una rutina de ejercicios.

De hecho, la EMS también puede ser útil para reducir la tensión corporal y hasta en casos de rehabilitación, como cuando una persona sufre una lesión y la parte del cuerpo afectada debe permanecer en reposo.

De esta manera, se acelera el proceso de recuperación.

Incluso puede ser preventiva, pues fortalecer los músculos y fibras ayudaría a disminuir o retardar el deterioro físico.

Mito: La EMS puede usarse a diario

No es así. Se recomienda utilizar la EMS dos veces por semana y combinarla con ejercicios aeróbicos y cardiovasculares.

Esto se debe a que las fibras musculares corren el riesgo de lesionarse si se les somete a un excesivo estímulo.

Backvolt ofrece en un mismo aparato tanto electroestimulación TENS como EMS y electrodos que son seguros y fáciles de colocar.

 

 

 

Verdad: La EMS no funciona para todos los casos

Además de que la EMS no debe usarse a diario, tampoco es recomendable para todas las personas y casos.

  1. La EMS SÍ funciona para: rehabilitación física, reducir la tensión corporal, perder peso, tonificar y modelar el cuerpo, fortalecer los músculos y aumentar la resistencia.
  2. La EMS NO funciona para: aliviar el dolor físico, para personas con epilepsia o mujeres embarazadas.

Hacia una vida más activa

Ahora ya sabes más sobre la EMS y sus objetivos. Sin duda, la electroestimulación muscular es una interesante alternativa para quienes buscan desde rehabilitarse hasta tonificar sus músculos.

Con la ayuda de esta terapia, y aunado a una sana dieta y ejercicios, tu bienestar físico llegará a un siguiente nivel.

Dale a la EMS una oportunidad y transforma tu vida. Recuerda siempre apoyarte en un experto en la salud antes de tomar cualquier decisión relacionada con tu cu

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.