BLOG

Terapia Caliente y los beneficios que quizá no conocías

Los deportistas profesionales de alto rendimiento tienen a su alcance todas las alternativas posibles para reponerse de una jornada de ejercicios. Y a pesar de ello, muchos suelen apoyarse en opciones naturales y muy básicas que han demostrado su efectividad a lo largo de la historia.

Un ejemplo está en la aplicación de frío y calor mediante compresas. Esta alternativa les ha permitido reponerse de ciertos dolores y lesiones que son resultado de su duro esfuerzo.

Sin embargo, estas compresas ayudarían mucho más que sólo a deportistas que necesitan aliviar el dolor de una larga jornada de exigencia física. También serían de utilidad para quienes experimentan dolor debido a otras razones, como un problema articular, una infección o alguna enfermedad.

La función del calor terapéutico

El calor cumple la función de relajar la zona donde se aplique. Y al contacto, logra lo siguiente:

  • Aumentar la circulación.
  • Reducir el dolor muscular y articular.
  • Aliviar dolores en los que no necesariamente hay inflamación.

También es capaz de aliviar los dolores crónicos en el área del cuello y los hombros, con el fin de ofrecer un alivio profundo.

Por supuesto, también hay casos en los que no se recomienda aplicar calor:

  • Cuando la temperatura del cuerpo es alta (debido a una fiebre o fatiga por calor).
  • En caso de hemorragia o infección.
  • Si hay tumores malignos.
  • En casos de hipertensión.
  • Si la zona está adormecida, tiene una herida abierta o presenta una quemadura.

¿Aplicar carne cruda en un golpe alivia el dolor e hinchazón? Te contamos 

Terapia de calor para casos no deportivos

Por supuesto, para evitar quemaduras, ese calor no debe aplicarse directamente. Para eso existen las compresas, que son una opción útil y al alcance de las personas.

Pero los pacientes que recurren a la termoterapia no sólo serían atletas. El calor también ha demostrado ser una alternativa funcional en los siguientes casos:

  • Forúnculos. Son protuberancias dolorosas llenas de pus que forman una zona conectada de infección debajo de la piel. El calor logra aliviar el dolor desde la raíz, así como disminuir la inflamación muy rápidamente y con un efecto relajante.
  • Dolor articular. Ayudaría a favorecer la movilidad articular, sobre todo en casos de dolor cervical, lumbar y artrosis de rodilla.
  • Dolor por el periodo menstrual. Al tener un efecto relajante, también sería capaz de aliviar los cólicos abdominales.
  • Relajar los músculos. Sin importar si la persona hace o no ejercicio, puede presentar dolencias que varían en gravedad, como alguna contusión, calambre o distensión.
  • Golpes. Lastimarse no sólo es un riesgo que se corre en las canchas, sino también en casa o en la calle. En estos casos, el calor se recomienda para el tratamiento de lesiones luego de periodo agudo.
  • Rehabilitación. Tras alguna caída, el calor relaja los músculos y alivia los espasmos. Puede ser un buen acompañante durante todo el proceso.

La compresa frío calor Flexbone trabaja con frío y calor, y tiene un efecto inmediato con el dolor y la inflamación.

Para frío, basta colocarlo en la nevera, mientras que para calor sólo hay que meterlo al microondas durante algunos segundos. Además, cuenta con dos presentaciones según para lo que se le necesite: Flexbone cervical, para cuello, nuca y hombros; y Flexbone estándar, para el resto del cuerpo.

¿En qué te ayudará la terapia caliente?

El contacto con el calor ha acompañado al ser humano desde hace siglos y le ha permitido conocer sus bondades para la salud física.

En la actualidad, las compresas calientes han demostrado seguir siendo una alternativa recurrente, pero sobre todo efectiva, para aliviar el dolor físico de las personas. Y como vimos, iría más allá de aliviar casos de dolor muscular y lesiones en los atletas.

Claramente, aplicaría para casos más allá del ámbito deportivo, pues tiene la ventaja de ser una opción no invasiva para reducir las molestias y aumentar el flujo sanguíneo. Muchas alternativas podrán inventarse, pero el calor seguirá siendo una herramienta básica y efectiva para muy diversos casos.

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.