BLOG

¿Conoces los beneficios de usar un corrector postural?

¿Cuántas horas al día sueles pasar frente a la computadora, el teléfono, la televisión o al ejecutar algún instrumento o actividad recreativa? Ya sea por trabajo, diversión o creatividad, llevamos al cuerpo al límite hasta comenzar a resentir las largas jornadas de actividad.

Por ejemplo, luego de fomentar este hábito durante cierto tiempo, algunas personas podrían presentar dolores de espalda. ¿Te ha pasado eso luego de consultar tu teléfono o una larga sesión de videojuegos? Quizá esto se deba a una mala postura.

Ciertamente, el problema sería resultado de un largo tiempo adoptando esa posición incorrecta. Sin embargo, puede corregirse de un modo accesible.

¿Para qué sirve la espalda? ¿Te lo has preguntado?

La espalda ocupa la parte posterior del cuerpo humano y va desde la base del cuello y hombros hasta la cintura.

Su diseño es fascinante: Es lo suficientemente sólida para sostener el peso del cuerpo, pero también lo suficientemente flexible para permitir el movimiento. Está compuesta por 33 vértebras separadas, una encima de otra y sostenidas por un complejo sistema de músculos y ligamentos.

La espalda cumple diversas funciones:

  • Sostiene al cuerpo y permite su movimiento.
  • Contribuye a mantener estable el centro de gravedad, ya sea en reposo o movimiento.
  • Protege la médula espinal.

Las consecuencias de tu mala postura 

Mantener una mala postura conlleva algunas complicaciones para el cuerpo humano, que van mucho más allá del aspecto.

Las posturas del cuerpo pueden ser de dos maneras:

  1. Estática: es cuando el cuerpo no se mueve (por ejemplo al estar sentado, de pie o al dormir, así como al consultar el teléfono, tocar un instrumento o utilizar videojuegos).
  2. Dinámica: es la postura del cuerpo al estar en movimiento (como al caminar, agacharse o realizar alguna actividad física).

Mantener una mala postura, ya sea estática o dinámica, afectaría al cuerpo en varios aspectos:

  • Desgaste en la columna vertebral (lo cual la volverá más frágil y propensa a lesiones).
  • Menor flexibilidad (esto aumentaría la dependencia a los demás).
  • Mayor riesgo de caídas.
  • Dificultad para digerir alimentos.
  • Problemas para respirar.
  • Menos productividad laboral.

¿Dolor sordo? ¿Has escuchado hablar de eso? 

En cuanto a la sensación de dolor, ésta puede variar: desde ser sordo y constante, hasta algo súbito e intenso. Cuando es agudo, aparece repentinamente y duraría algunos días; pero cuando es crónico, dura más de tres meses.

El dolor de espalda es uno de los problemas médicos más comunes que existen. Se sabe que afecta a ocho de cada 10 personas en algún momento de su vida.

Por ende, una buena postura le dará al cuerpo fuerza, flexibilidad y equilibrio.

¿SABES QUÉ ES EL DOLOR CRÓNICO? TE CONTAMOS LAS DIFERENCIAS ENTRE AGUDO, CRÓNICO E INTERCURRENTE

Arregla tu mala postura, no es tan difícil 

Pese a mantener una mala postura por un tiempo prolongado, existen alternativas muy útiles y fáciles de conseguir. La más efectiva sería un corrector postural, un dispositivo que se coloca en la espalda, por debajo de la ropa, y ayudaría a corregir el problema.

Para adquirir uno, toma en cuenta lo siguiente:

  • Infraestructura: Hay que fijarse en el material con que está hecho. Prefiere aquellos que sean elásticos y suaves al contacto con la piel. La idea es reeducar a los músculos para rectificar y mantener la espalda en una posición saludable.
  • Ajuste y confort: Busca un corrector postural que se ajuste ergonómicamente sobre la clavícula. Esto ayudará a prevenir el dolor de espalda y cuello, así como a dar un mejor soporte.
  • Discreción: Para sentirte con mayor seguridad, elige un corrector cuyo diseño sea ligero y versátil, para que no se note por encima de la ropa.

Tu solución se llama UpBone

El Corrector Postural UpBone alinea la columna vertebral de forma segura. Esto brinda mayor energía, previene los dolores de espalda y aumenta la productividad en el trabajo.

Este dispositivo ofrece reacondicionamiento muscular, mayor libertad, ajuste clavicular, ultra elasticidad, confort y un diseño muy discreto para utilizarlo con total seguridad.

Así te ayuda un corrector postural con los problemas en tu espalda

La espalda es una de las partes más importantes del cuerpo humano. Nos da soporte, movimiento y protección.

Sin embargo, su correcto funcionamiento podría verse afectado al adoptar ciertas posturas durante un largo periodo de tiempo. Las consecuencias podrían ir más allá de la incomodidad y comprometer el estado de salud.

Por fortuna, un corrector postural es un dispositivo capaz de ayudar a corregir el problema y, de paso, aumentar la productividad para continuar haciendo aquello que tanto te gusta.

 

Lara M. Castillo

Editora, Redactora, Guionista y Periodista Digital enfocada en temas de Vida y Estilo, Tendencias, Inclusuión, Salud y Bienestar.